TIENDA ON LINE
Menú

Valles

Inicio / Master Sommelier / Valles

Mapa de valles

Valle Aconcagua

El Valle de Aconcagua tiene una ubicación geográfica privilegiada debido a su cercanía con Santiago y Valparaíso e incluye las provincias de San Felipe y sus comunas Llay – Llay, Catemu, Panquehue, Putaendo, Santa María, San Felipe y Los Andes con las comunas de Rinconada, Calle Larga, San Esteban y Los Andes.

En un comienzo el fértil valle de Aconcagua, con su clima mediterráneo, produjo maíz, alfalfa y cáñamo además de ser utilizado con fines vinícolas. Sin embargo, a partir de la segunda mitad del siglo XX se redujeron las siembras aunque los parronales y demás cultivos frutales lograron mantenerse.

Valle Casablanca

La vocación vitivinícola de Casablanca es un rubro aún muy reciente en la historia de este valle. Desde la fundación de la ciudad de Casablanca en 1753, la ganadería y la crianza de vacas hicieron a este lugar más conocido por la industria lechera que se desarrolló por muchas décadas.

Pero no fue hasta la década de 1980 que se iniciaron las primeras plantaciones, cuando el enólogo Pablo Morandé recorrió desde la IV hasta la VII región buscando el lugar ideal para producir vinos blancos.

Valle Colchagua

La vocación vitivinícola de Casablanca es un rubro aún muy reciente en la historia de este valle. Desde la fundación de la ciudad de Casablanca en 1753, la ganadería y la crianza de vacas hicieron a este lugar más conocido por la industria lechera que se desarrolló por muchas décadas.

Pero no fue hasta la década de 1980 que se iniciaron las primeras plantaciones, cuando el enólogo Pablo Morandé recorrió desde la IV hasta la VII región buscando el lugar ideal para producir vinos blancos.

Valle Curicó

Ubicado en la Séptima Región, este valle se caracteriza por sus óptimas condiciones climáticas y de suelos para el cultivo de cepas finas.

En el valle central de Chile se ubica una de las zonas de vino más reconocidas del país: el Valle de Curicó. Ubicado en la Séptima Región del Maule, a poco más de 250 kilómetros de Santiago, se trata de una zona de gran tradición chilena y uno de los lugares de mejores condiciones vitivinícolas, por lo que muchos de los vinos producidos allí han recibido importantes galardones internacionales.

Valles de Chile

Cinco son las zonas productoras de vino en Chile emplazadas de norte a sur, cada una con diversas características que las especiales para el cultivo de distintas variedades.

Ceñidos por un entorno indómito, los valles centrales de Chile conjugan el agua, la tierra, el aire y el fuego, condiciones naturales que permitieron el nacimiento de una tierra fecunda y perfecta para la elaboración de vinos, los cuales han sido considerados como de los mejores del mundo.

Valle de Elqui & Limarí

El Valle de Elqui, ubicado a 500 kilómetros de Santiago, conforma la frontera norte de las regiones vinícolas de Chile. Aquí las condiciones climáticas para el cultivo de uvas son excelentes: Un valle bien ventilado y seco, ya que las precipitaciones anuales llegan solo a los 130 mm. Además cuenta con un sistema de riego integrado (grandes estanques de agua conectados entre si por canales) y suelos pesados, ricos en nutrientes y capaces de almacenar agua. Todo esto permite la cosecha de uvas maduras y dulces, a partir de las cuales se produce el pisco, trago nacional chileno.

Valle de Aconcagua

A unos 100 kilómetros al norte de Santiago pasa el río Aconcagua, a través del valle central de cordillera a mar. El río Aconcagua nace en la montaña del mismo nombre, la que con casi 7.000 metros de altura es la cima más alta de Los Andes, para luego desembocar en Valparaíso, en el Océano Pacífico. El Valle de Aconcagua ofrece condiciones climáticas ideales para el cultivo de cepas, con días calurosos y noches frescas-húmedas. Los suelos son arenosos y pedregosos, con sedimentos fluviales ricos en minerales y material orgánico.

Valle de San Antonio

A una hora en automóvil, tanto de Santiago como de la ciudad-puerto de San Antonio, se encuentra, en las cercanías del Pacífico, una de las regiones vinícolas más nuevas de Chile: El Valle de San Antonio. Recién desde hace diez años se elaboran aquí vinos de alta calidad, sin embargo con creciente éxito. Entre ellos cuentan elegantes sauvignon blancs, chardonnays y los pinot noirs, que por lo general son difícil de encontrar. En cuanto a las condiciones para el cultivo, los suelos son muy variados, arcillosos y secos, y el clima está fuertemente influenciado por el mar.

Valle del Maipo

En el Valle del Maipo, en las cercanías de la capital Santiago, tiene sus inicios la historia de la producción del vino chileno. Hasta hoy día es esta región vinícola la más conocida de Chile. De aquí provienen los vinos de exportación más exitosos y aquí se encuentran los pilares de la historia de la producción del vino: A partir de 1555, año en que la primera producción del país fue certificada en forma oficial con documento, pasando por la introducción de cepas francesas en 1851, hasta el año 1994, cuando se descubrió que aquí existían ejemplares de la cepa carménère, que se creía extinguida.

Valle Cachapoal

En el Valle de Rapel, ubicado a unos 100 kilómetros al sur de Santiago, se encuentran dos de las regiones vinícolas de Chile más prestigiosas y conocidas internacionalmente. Se trata del Valle Cachapoal, con su río del mismo nombre, al sur de Rancagua, así como del Valle Colchagua, el cual es irrigado por el río Tinguiririca. Aquí entre suaves colinas de la cordillera de la Costa y su precordillera está la vieja ciudad colonial de Santa Cruz.

Valle del Maule

La región vinícola del Valle del Maule queda a unos 260 kilómetros de Santiago y es la única, junto al Valle del Maipo, que reclama el título de “Cuna del vino chileno”. En efecto, la producción de vino en este frío valle fluvial, ubicado entre los Andes y la cordillera de la Costa, se remonta a los tiempos de los conquistadores españoles, que en el siglo XVI ya cultivaban la uva del país. Incluso hoy, de las aproximadamente 31.000 hectáreas que se cultivan en la región, que por lo demás es la superficie cultivada conjunta más grande de Chile, se destinan 8.500 hectáreas a la uva roja del país.

Valle de Itata

A unos 400 kilómetros de Santiago y 50 kilómetros al este de Concepción se ubica el Valle de Itata, una de las zonas vinícolas tradicionales de Chile, en la que recién en los últimos años se comenzaron a producir, junto con la producción masiva de vinos de mesa simples, también vinos de alta calidad. La superficie cultivada en la región corresponde a unas 10.000 hectáreas destinadas a cepas rústicas, como la del país y moscatel. En los últimos cinco años se agregaron unas 1.000 hectáreas de chardonnay y cabernet sauvignon.

Valle del Bio Bio

La frontera más austral de las zonas vinícolas chilenas transcurre a lo largo del río Bío Bío, a unos 500 kilómetros de Santiago. También en este valle, como en el vecino Valle de Itata, se cultivan desde hace cientos de años las cepas rústicas uva del país y moscatel para la producción de vinos de mesa. Es así como hasta hoy, la producción masiva de vinos simples representa la base de las actividades vitivinícolas a las orillas del Bío Bío. Sin embargo y en forma paralela a las buenas experiencias en Itata y Limarí, diferentes viñas están trabajando en la producción de vinos de alta calidad.